Espacios

El espacio del comercio

Imprimir
Hacia finales del siglo XIX el surgimiento de una nueva élite —que desplazaba a la que se había conformado a finales del periodo colonial— influyó en las actividades comerciales de las Ciudad de México. Manifiesta característica de este cambio es la interesada y buscada imitación de estilos de vida europeos, franceses e ingleses. De esta manera se fomentó la importación de productos extranjeros: adornos, telas, lozas, porcelanas, muebles y modas en el vestir. Entonces se generó un marcado y diferenciado mercado de consumo en la ciudad: uno, orientado hacia los grupos de altos ingresos, y otro, dirigido hacia la mayoría de los pobladores de la ciudad.

01aa

Leer más...