Palacio Nacional
Posrevolución

Luego de la Revolución Mexicana se presentó un tiempo propicio para la implementación innovadora de tecnología y corrientes arquitectónicas que se imprimieron en distintas zonas de Palacio Nacional. Dejaron el edificio diversas Secretarías de Estado, salvo la de Hacienda y Crédito Público que para los años cincuenta ocupaba la mayor parte de Palacio y convivía con Presidencia de la República. Se construyó el tercer piso de Palacio; se techó el Salón de la Tesorería de la Federación al estilo art déco; se creó la Biblioteca de Finanzas de la Secretaría de Hacienda; se establecieron los Recintos de Homenaje a don Benito Juárez y el Parlamentario, y Diego Rivera creó su obra mural en el primer piso del patio central, entre otros muchos cambios.

01aa

Leer más...

Plutarco Elías Calles es considerado uno de los políticos más influyentes en la formación del Estado después de la Revolución Mexicana. Militar y político, su periodo presidencial se caracterizó por la violencia para lograr el control del poder político; la “guerra” o “revolución cristera” es ejemplo de ello. Fue secretario de varias carteras de Estado, gobernador de su natal Sonora y creador de un sistema político más institucional a partir de la creación de partidos políticos, entre ellos el Partido Nacional Revolucionario. Durante su periodo se construyó el tercer piso de Palacio Nacional y se remodeló la fachada, entre otras obras.

01aa

Leer más...

Las décadas posteriores a la Revolución Mexicana estuvieron marcadas por un sentimiento nacionalista que no se había vivido hasta entonces. Los modelos artísticos, intelectuales, educativos que generalmente eran importados de Europa o Estados Unidos, comenzaron a cobrar un tinte mexicano importante. La educación fue vista como la base de la sociedad y tuvo líderes como José Vasconcelos, quien detentó la cartera de Educación Pública. Literatos, arquitectos y pintores como Diego Rivera, dejaron su huella en muros y salones del Palacio Nacional, que hasta hoy se conservan y admiran.

01aa

Leer más...

Luego de la Revolución Mexicana, Palacio Nacional vivió obras arquitectónicas —que aún se conservan— de gran trascendencia, todas con un rasgo eminentemente nacionalista. A partir de 1926 se inició la construcción del tercer piso y la fachada principal con un toque neocolonial. Se creó la Biblioteca de Finanzas de Hacienda en lo que fuera la antigua casa de fundición de moneda, y se remodeló la Tesorería General en estilo art déco. Más adelante se crearon dos museos de sitio: el Recinto de Homenaje a don Benito Juárez y el Recinto Parlamentario. Por último, en 2006 se construyó un edificio en lo que fue el Anexo de la Casa de Moneda, en medio del Jardín Botánico.

01aa

Leer más...

Espacio que causa admiración a propios y extraños en el Palacio Nacional es la obra pictórica del muralista Diego Rivera. Se encuentra en el cubo de la escalera principal del Patio Central, a lo largo del corredor norte y en un pequeño tramo del corredor oriente del primer piso del mismo patio.

En los años veinte del siglo pasado el artista fue convocado por el encargado de la cartera de Educación Pública, José Vasconcelos, para narrar la epopeya del pueblo mexicano a través de la pintura. La mayor parte de los mexicanos era analfabeta así que el muralismo, además de ser una técnica formidable para espacios abiertos, se convirtió en una herramienta didáctica para transmitir, por medio de trazos muy precisos, mensajes a quienes los contemplaban. Entre los artistas mexicanos representativos del muralismo se encuentran, también, David Alfaro Siqueiros y Clemente Orozco.

01aa

Leer más...

La derrota del régimen semifeudal zarista en Rusia infligida por los revolucionarios bolcheviques y su Ejército Rojo, encabezados por Vladimir Illich Ulianov, Lenin, y León Trotsky, acompañada de la instauración del primer régimen comunista de la era moderna, significó para el muralista mexicano Diego Rivera un gran caudal intelectual que lo impulsó a participar en el movimiento comunista mexicano, y a plasmar en su obra plástica el sincretismo de la mexicanidad expresada en la historia indígena del país, y el sometimiento del capitalismo a manos de la revolución comunista. Ejemplo de ello son sus murales de los corredores del primer piso y del patio central de Palacio Nacional.

01aa

Leer más...