Arquitectura

La renovación del Palacio Nacional

Imprimir
Luego de la Revolución Mexicana, Palacio Nacional vivió obras arquitectónicas —que aún se conservan— de gran trascendencia, todas con un rasgo eminentemente nacionalista. A partir de 1926 se inició la construcción del tercer piso y la fachada principal con un toque neocolonial. Se creó la Biblioteca de Finanzas de Hacienda en lo que fuera la antigua casa de fundición de moneda, y se remodeló la Tesorería General en estilo art déco. Más adelante se crearon dos museos de sitio: el Recinto de Homenaje a don Benito Juárez y el Recinto Parlamentario. Por último, en 2006 se construyó un edificio en lo que fue el Anexo de la Casa de Moneda, en medio del Jardín Botánico.

01aa

Leer más...