Espacios

Espacio sagrado y espacio profano

Imprimir

La ciudad de México-Tenochtitlan se encontraba dividida en dos grandes áreas: una, diferenciada claramente del conjunto de la población, donde se encontraban los adoratorios dedicados a sus dioses, entre los que sobresalía el Templo Mayor. Dicho espacio sagrado, delimitado escrupulosamente por un amplio rectángulo, se hallaba rodeado por otro gran ámbito: el espacio profano. Éste era el que la población ocupaba para llevar a cabo sus actividades diarias: habitar, comer, trabajar.

01aa

Leer más...