Palacio Nacional
Revolución

A lo largo de la Revolución Mexicana, Palacio Nacional fue teatro de los renovados ceremoniales democráticos y del violento cuartelazo que pretendía cancelarlos. Por sufragio efectivo, Francisco I. Madero fue proclamado el 6 de noviembre de 1911 en el Salón de Embajadores de Palacio Nacional presidente de México. Un año después, lamentablemente, un golpe militar se apoderó de Palacio y aprehendió en sus oficinas al presidente. Estos acontecimientos ponían de relieve que este edificio constituía el núcleo del poder político de la historia nacional.

01aa

Leer más...

Nació el 30 de octubre de 1873 en Parras, Coahuila, en el seno de una familia de ricos hacendados del norte de México. Fue fundador del Partido Antirreeleccionista, el cual lo llevó en 1910 a contender por la presidencia de la República contra Porfirio Díaz, a quien derrocó por impedir el libre ejercicio del sufragio. Obtuvo la presidencia de México en 1911 mediante un nuevo proceso electoral, a la que fue obligado a renunciar tras el cuartelazo conocido como la Decena Trágica. Murió asesinado por sus opositores políticos el 22 de febrero de 1913.

01aa

Leer más...

Los habitantes de la Ciudad de México padecieron diez días de terror y muerte por el cuartelazo de febrero de 1913 contra el gobierno de Francisco I. Madero. Al frustrado intento de los rebeldes de tomar Palacio Nacional, siguieron nueve días de fuego intenso  entre éstos y las fuerzas federales. Los ciudadanos pasaron del azoro a la desolación. En las calles yacían cientos de cadáveres de soldados y civiles, víctimas de la macabra farsa montada por el general Victoriano Huerta, quien había pasado de jefe militar de la plaza a esbirro del presidente.

01aa

Leer más...

Las obras de restauración y embellecimiento del Palacio Nacional que se iniciaron durante la última década del siglo XIX y que continuaron en la primera del siguiente siglo para servir de fastuoso marco a los festejos del centenario de la Independencia, se vieron abruptamente interrumpidas por el derrocamiento del general Porfirio Díaz. Durante los gobiernos de Francisco I. Madero, Victoriano Huerta y Venustiano Carranza se remozaron y redecoraron algunos salones presidenciales. Muchas de estas obras se hicieron ex profeso para eventos presidenciales y desaparecieron sin dejar ningún rastro arquitectónico.

01aa

Leer más...

Para recibir con optimismo los festejos del centenario de la Independencia de México, el general Porfirio Díaz mandó pintar de rosa la fachada de Palacio Nacional. Sin embargo, la revolución encabezada por Francisco I. Madero demolió la autocomplacencia del régimen porfiriano. Buenos tiempos parecían comenzar, pero el golpe de Estado ejecutado durante el episodio conocido como la “Decena Trágica” oscureció el porvenir. La cantera rosada de Palacio Nacional se manchó con la pólvora quemada de los fusiles y cañonazos de los golpistas.

01aa

Leer más...

El gobierno de Estados Unidos mantuvo una constante intervención en los asuntos internos de México durante el desarrollo de la Revolución de 1910. Con el argumento de salvaguardar las inversiones norteamericanas en México, la administración estadunidense, a través del embajador Henry Lane Wilson, respaldó y justificó las acciones de los militares rebeldes que terminaron con la vida del presidente Francisco I. Madero. El nuevo gobierno de Washington, a cargo de Woodrow Wilson, retiró el apoyo a los golpistas; sin embargo, reafirmó la actuación intervencionista en México.

01aa

Leer más...